Congreso 2012

Tras cada congreso vemos la obra y mano de Dios penetrando en los corazones de la gente y renovando el pensamiento y las fuerzas de sus hijos para levantarse una vez más en conquista de esta nación.

Como no pudo ser menos, este congreso del 2012 superó nuestras expectativas e impulsó a los creyentes de España a un mayor esfuerzo por aquel que dio su vida en nuestro rescate.

Con la participación de muchos pastores y líderes de la península y demás Islas Canarias, tuvimos unos momentos de total entrega a Cristo y nos sumergimos en una mayor profundización de su palabra.

Tuvimos el privilegio de contar con la intervención del pastor Ben Wong, pastor principal de la iglesia “Shepherd Community Church” con una congregación de 1800 miembros. Conocido popularmente como el Jackie Chan de los pastores, en cada una de sus intervenciones nos contagió con su dinamismo y energía.

Particularmente, me llamó mucho la atención su estilo al compartir La Palabra de Dios, y en todas sus gesticulaciones y palabras demuestra su gran pasión y entrega por el único sueño y visión de Dios, la conquista de las almas.

A parte de su ministerio pastoral, el pastor Ben Wong ha enviado a más de 40 misioneros a 9 naciones de Asia. En esto podemos comprobar la gran influencia que ejerce sobre su gente, en referencia al compromiso con las almas.

En sus intervenciones aprendimos que el fruto depende de la raíz, nos mostraba que el método de Dios no es hacer iglesias sino hacer discípulos. Un mundo se transforma persona a persona, lo que a Jesús le importaba y le importa es la gente. La iglesia de Dios es una iglesia que marcha, la iglesia de Dios no son cuatro paredes; son personas, eres tú y lo soy yo. Por eso nos comisionó a ir y hacer discípulos. Porque la iglesia de Cristo está donde tú estás.

También nos enseñaba, personalmente me parece de relevante importancia, que el fruto está determinado por la ruta. Nos marcaba tres pasos imprescindibles: id, bautizad y enseñándoles a obedecer (Mateo 28:19-20).

Cuando combinamos el primer principio y éste último, el resultado es explosivo. Encargarnos de las personas, yendo, bautizando y enseñando a obedecer. Así se transforma una nación. Y esto es lo que intentamos implantar a través del trabajo celular.

¡¡Cambiando naciones persona a persona!!

Domicilio

  • Calle Henequén, 1
  • Puerto del Rosario
  • Las Palmas, España
  • Teléfono: 928 53 19 32
  • Móvil: 660 202 173
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Mapa